En Rectel somos fabricantes de pinturas de todo tipo, también, para uso industrial. A continuación, compartiremos contigo información relacionada con los métodos de aplicación para este sector.

La pulverización de aire funciona mediante un rociador para aplicar la pintura en un rocío fino, lo que permite distintos niveles de presión o patrón. Con este método, obtendrás un acabado liso en cualquier superficie.

Utilizar un rodillo es ideal para superficies planas, pisos y paredes. Esto permitirá aplicar pintura de eficiente y rápidamente, porque puedes usar rodillos en diferentes presentaciones y formas que dan resultados diferentes.

El recubrimiento por inmersión permite sumergir el elemento en la pintura directamente y dejar que se seque. Recomendamos este método para pinturas gruesas que ofrezcan una gran calidad adhesiva.

Finalmente, tenemos el elemento clásico, la brocha. Debido a que existen en diversas formas y estilos, es posible utilizar una para tareas diferentes, especialmente para los detalles pequeños. Sin embargo, es importante contar con una buena técnica para obtener un acabado profesional.